De princesitas pacientes a sujetas conscientes

manifiesto-de-nias-1.jpg
La imposición de un canon de belleza imposible, la construcción de una idea de amor romántico que nos hace desiguales, la visión de la soltería como un estado carencial, la subordinación de nuestros deseos a los de las otras personas, la falta de reconocimiento a nuestro trabajo en casa y en el mercado... Son cuestiones que nos perpetúan como eternas pasivas, que continúan poniéndonos dificultades para decidir sobre la vida que queremos llevar.

En el taller, trabajamos cómo afectan estás dinámicas a nuestra vivencia de lo que significa ser mujeres y planteamos herramientas para que cada cual tenga la libertad de ser la mujer que quiera ser.